Creada en el año 1959,  honorables hombres y mujeres pasaron por sus instalaciones en diferentes funciones por largos años.  Siempre en coherente con la misión y los objetivos de la Universidad Nacional del Nordeste, Biblioteca Central es un punto de referencia tanto por la riqueza de su acervo documental como por la formación permanente de bibliotecarios y la calidad en la prestación de servicios de información a la comunidad académica.

Misión

Satisfacer requerimientos de información de los usuarios en concordancia con la misión y los objetivos de la Universidad Nacional del Nordeste.

Objetivos

  • Proporcionar servicios de información en apoyo a la investigación, enseñanza y formación profesional de alumnos, docentes e investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste y toda su área de influencia.
  • Fomentar la investigación, a través del acceso a los documentos y servicios de información especializados.
  • Realizar y fomentar toda actividad cultural, acorde con los objetivos de la institución.

Un poco de nuestra historia

El 17 de septiembre de 1959 se inauguaba la Biblioteca Central UNNE, en un acto presidido por el rector de la Universidad Nacional del Nordeste, Roberto A. Billinghurst, ante autoridades provinciales y universitarias. En ese acto se entregaron certificados a los egresados del curso para bibliotecarios.

La nómina completa de aquellos primeros profesionales de la especialidad estaba compuesta por: Ángela María Menteguiaga, Francisco José Romero, Ada Elena González, Eva Isolina Bernabey, Delia Josefina Gorostizu, Josefina P. de Olivera, Eduardo Rubén Ferreyra y Susana G. Ferreyra.

Y en el equipo que prestaba servicios en la biblioteca ese año estaban Ángela María Menteguiaga, Eva Isolina Bernabey, Delia Josefina Gorostizu, Bronislava Bittermann, Elsa M. Cajal, Marta de Seta, Vicente E. Guerrero, Arnoldo Bronda, Julio E. Encinas y Ricardo Santa Cruz. 

La necesidad de ampliar horizontes

La institución se originó en la biblioteca del departamento de Extensión Universitaria y Ampliación de Estudios y en sus inicios funcionaba en aulas que pertenecían a la Facultad de Humanidades y Ciencias Económicas de la UNNE. Con el pasar del tiempo y el crecimiento significativo en la comunidad de usuarios académicos y las demandas de nuevos servicios, surgió la necesidad de ampliar espacio edilicio para garantizar una mejor atención.

En los años ‘70 comenzó a construirse el edifico propio, en el campus UNNE Resistencia (Av. Las Heras 727) donde funciona actualmente desde el año 1974.

En concordancia con la misión y los objetivos de la universidad, en sus postulados de origen, se le en encomendó a Biblioteca Central la misión de “administrar, planificar y dirigir los servicios y procesos, con un fuerte compromiso de gestión para la excelencia con responsabilidad social e innovación”. También desde sus orígenes se trazó el objetivo de “constituirse en nexo entre las necesidades de información y los recursos existentes satisfaciendo los requerimientos de información de docentes, investigadores, estudiantes, no docentes y comunidad regional, en todas las áreas del conocimiento”.

Un servicio a medida

Para que los destinatarios obtuvieran una mejoría en el servicio y que los resultados de sus estuvieran acordes con sus necesidades, a partir de 2009 la Dirección de Bibliotecas de la universidad, a través de una red propia, puso en marcha un programa de formación de usuarios. El propósito era que quien acudiera a la biblioteca pudiera desarrollar habilidades en la búsqueda, el acceso y uso de la información, a partir de principios de la formación continua. Se diseñó en tres etapas o niveles, dependiendo de la complejidad de la búsqueda (básica, media y avanzada) y teniendo en cuenta el grado de preparación de los destinatarios. La etapa básica está dirigida a los estudiantes que ingresan en las facultades e institutos universitarios. El grupo de formación media abarca a usuarios de grado, docentes, becarios y adscriptos con la finalidad de capacitarlos en la construcción de estrategias de búsqueda documental con fines académicos.

Por último, para estudiantes avanzados, becarios de investigación, investigadores, egresados y profesionales, entre otros perfiles afines, se concibió una formación avanzada que les proporcionaran metodologías y estrategias de gestión de búsqueda, valoración y uso de la información en un entorno digital.

Fondo Documental

La vasta colección que dispone hoy la biblioteca es el resultado de la unificación de varias áreas temáticas: Arquitectura y Urbanismo, Arte y Diseño Gráfico, Derecho, Ciencias Agropecuarias, Humanidades, Ciencias de la Salud, Ingeniería, Ciencias Económicas, Ciencias Exactas, e Interés General.

Además del tradicional soporte impreso, hay material en soporte electrónico y en formato audiovisual. También existe acceso a numerosas bases de datos nacionales e internacionales que incluyen la obtención del documento original.

En cantidad de libros, el fondo actual de la biblioteca está compuesto por 36.121 títulos y 90.000 ejemplares. Agrupadas por publicaciones periódicas, el acervo está integrado por más de 2.000 títulos y 5.000 ejemplares, además de folletos, material de referencia y diarios locales.

En cuanto a revistas científicas en línea, a través de la Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología de la Nación, la comunidad universitaria tiene acceso a los artículos completos de más de 11.000 títulos de revistas científico-técnicas y más de 9.000 libros. Por último, unos 200 títulos forman los recursos electrónicos. 

Share This